Una ocarina que cambió nuestra manera de jugar…

Un día 21 de noviembre como hoy pero hace 19 años, se lanzó al mercado uno de los juegos más influyentes de toda la historia, no solo supuso una gran revolución en términos de gameplay y calidad, sino que también marcó la experiencia de muchos jugadores, dentro de los cuales me incluyo.

Corría el año 2000 y cambiábamos de milenio pero los autos no volaban, algo que en realidad no me llamaba mucho la atención, tenía 7 años y lo único que estaba en mi cabeza era que por fin iba a pasar de tener una SNES a una Nintendo 64. Estaba muy emocionado, sin duda la Súper Nintendo me había dado incontables alegrías con Mario Kart, Donkey Kong Country y mucho otros, pero la idea de pasar al mundo tridimensional me entusiasmaba de sobre manera. Solía ir a un arcade de mi ciudad y pagaba el equivalente a un dolar por jugar una hora de Banjo o Mario 64, pensar en que por fin iba a poder tener la consola todo el día para mí solo era algo increíble.

Mi madre ahorró unos pesos y me llevó a una tienda de videojuegos del centro de la ciudad, yo estaba muy alegre y al momento en que me dijeron que escogiera entre dos colores me quedé sin palabras, cuando reaccioné elegí el verde sin pensarlo mucho. Luego de eso me dan tres opciones de juegos para llevarme con la consola, estaba un tanto molesto porque ninguno de ellos era el Banjo, había uno de carreras que no me llamó mucho la atención, un shooter muy difícil de controlar y uno con un niño de verde que tenía un hada mágica y no dejaba de darse volteretas por todos lados.

54468-the-legend-of-zelda-ocarina-of-time-master-quest-gamecube-screenshot.jpg

A pesar de mi opinión un tanto  ingenua elegí ese último y que buena decisión tomé. Ocarina of Time se convirtió en mi compañero de tardes por muchos años, fue el juego que me hizo interesarme por el inglés para poder entenderlo bien, me dio el hábito de recorrer cada centímetro del mundo para encontrar cosas secretas y de disfrutar con atención todo el detalle de su trama. El momento en que Link crece es sensacional, ya podía manejar bien su escudo de Hyrule e incluso montar a Epona, además tenía el coraje de entrar a los templos más intrincados para enfrentarse a grandes jefes, que no quepa la menor duda que yo también sufrí con el templo del agua como le puede haber pasado a ustedes.

Zelda-ocarina-of-time-Decrypted-ROM_box2_inmortalgames

Me pareció necesario compartir esta historia, porque hace 19 años entro a nuestro mundo un juego que hasta el día de hoy se encuentra en el olimpo de los mejores, si aun no lo han probado dense el tiempo, francamente no se arrepentirán. Realmente creo que influyó mucho en mis hábitos como jugador y por eso le tengo un cariño muy especial. Me voy ahora mismo a probarlo un rato, añadiré otro playtrough a los incontables que ya tengo, como desearía ser Link y dejar la espada maestra en el Templo del Tiempo, para así jugarlo de nuevo como si fuera la primera vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s